“El concepto de agilidad permite llegar antes a la satisfacción de objetivos”

SISTRAN > Noticias > Destacada > “El concepto de agilidad permite llegar antes a la satisfacción de objetivos”

Hace algunos años SISTRAN trabaja con agilismo. Se utilizó en proyectos en Argentina, y estamos comenzando a trabajarlo también en la región Andina (Colombia, Ecuador y México). En SISTRAN, el agilismo se aplica a Proyectos, Servicios (Incidentes/Defectos y Mejoras/OT) e Ingeniería. Nos hemos acostumbrado a hablar de agilismo… pero ¿sabemos realmente lo que son las prácticas ágiles? ¿Qué es el MVP? El enfoque ágil reduce el riesgo de construir algo que nunca será utilizado o que no satisface la necesidad. Los invitamos a conocer un poco más en detalle de qué se trata.

El objetivo no debería ser construir un auto, sino satisfacer la necesidad de transporte.

La “agilidad” es “la capacidad de diseñar los pasos a seguir en función del aprendizaje que surge de los resultados producidos por los pasos anteriores y de la habilidad de adaptarse a los cambios del contexto, con el fin de alcanzar los objetivos propuestos de manera efectiva”.  Tan simple y tan complejo…

Dentro del agilismo se pueden imaginar dos modelos: el iterativo y el incremental.  El primero avanza progresivamente y cada pequeño logro permite medir los resultados, verificar supuestos, sacar conclusiones y aprender de ello. El segundo implica, además, trabajar de modo tal de obtener un producto funcional en cada paso, un producto cuya utilidad pueda ser comprobable.

Según esta segunda perspectiva, la realidad en la cual el proyecto fue concebido va a cambiar a lo largo del camino y habrá que adaptarse a ello. La capacidad de adaptación no solo se refiere al producto, sino también al proceso que se sigue para construirlo. Esto nos pone nuevamente en otra disyuntiva, en tanto permite alcanzar los objetivos de manera más efectiva, aunque no necesariamente de la manera más eficiente.

“El concepto de agilidad permite llegar antes a la satisfacción de objetivos”. Esto no implica “ir rápido”. La rapidez aumenta el riesgo de cometer errores y de advertir tarde que nos alejamos del objetivo.

Además, hay un concepto más que convierte al agilismo en una modalidad mucho más tentadora y es la del MVP – Minimum Viable Product. La «Versión Mínima de un Producto» alude a las características mínimas y necesarias para hacer foco y que el producto salga al mercado, de tal manera de obtener un feedback rápido del comportamiento de clientes y prospectos.

Mitos del Agilismo